viernes, 30 de noviembre de 2012

La caja de los cables

Hay un momento en todas o casi todas las familias en las que se pasa por una prueba crucial, una experiencia traumática donde las haya, que si la superas sin secuelas puede decirse que eso es amor del bueno y lo demás son tonterías, y es: la mudaaaaaanzaaaaaaa (con voz de película de miedo). Y como en Airgam House no iban a ser menos, vivieron su momento mudanza, por supuesto, con más o menos visicitudes, discusiones, pulsos, ahora cedo yo, ahora tú, por ahí no paso, eso ni muerta…. y demás. Una vez hecho el reparto de habitaciones, con sangre, sudor y lágrimas, decidido el color de las paredes y que gotelé sería erradicado de sus vidas por siempre jamas, vinieron  las visitas a Ikea, Leroy Merlin y demás submundos de la decoración low-cost. Que si yo quiero un Ektorp, que no mujer, que abulta mucho, que si mejor un Kivic, que si aquí ponemos unas billys que vanaquedarideales, yo ahora quiero una tele más grande, pues entonces yo quiero el Ektorp… y así hasta la saciedad. Finalmente llegó el día del traslado o mudaaaaaanzaaaaaaa (con voz de película de miedo) y con todos los muebles, que hubo que transportar en 3 camiones (sí, habéis leído bien, 3), llegó el desembarco y el vivir entre cajas que aquello no se acababa nunca, Miss llegó a pensar que las cajas se habían colocado por parejas y estaban procreando porque parecía que cada vez había más. Pasó el tiempo y las cajas iban desapareciendo, cada vez quedaban menos y se veía más trozo de suelo, hasta que llegó un día en el que ya sólo quedaron 2 cajas, una en el salón y otra en el cuarto de Mister, porque sí, amigas, Mister tiene un cuarto para el sólo o eso cree él porque como es donde está el ordenador, pues en realidad es el cuarto del ordenador. Corría por entonces el mes de agosto y Miss como estaba hasta el mismísimo moño de las cajas y agotaíta perdía pensó: “Nos vamos de vacaciones que me hacen falta como en la vida (no sé porqué pero todos los años se piensa eso), y ya a la vuelta deshacemos las 2 cajas que faltan”… Ja….
Pero volvieron de vacaciones, empezó el cole, guardaron la bolsa de la playa y las toallas, sacaron los cuadernos y los libros, llegó el otoño y la caída de la hoja y Miss viendo que las cajas empezaban a formar parte del paisaje cotidiano y se quedaban a vivir, empezó a amenazar con tirarlas el día 1 de enero, por aquello de año nuevo vida nueva. Al final sólo se deshizo la caja del salón y porque estaba en el lugar en el que iban a poner el árbol, que si se descuidan allí sigue, como soporte del árbol para Navidades venideras. Pasó Navidad, llegó la primavera, luego el verano, se acabó el cole, se fueron de vacaciones y hete aquí que va a llegar la segunda Navidad en Airgam Home y la puta caja sigue en el cuarto de Mister. Miss sigue amenazando con tirarla o prenderla fuego, pero ya con menos ganas, yo creo que Mister le ha cogido cariño, es como cuando el hombre pisó la luna y puso la bandera, el caso es que ahí está, acumulando polvo.  Y pensaréis, ¿qué tendrá la caja?, pues Miss en realidad no lo sabe muy bien, pero lo sospecha, se ven asomar cables, muchos cables y yo me hago la siguiente pregunta: ¿qué les pasa a los hombres con los cables? Les debe dar seguridad o algo así porque acumulan y acumulan cables, que por cierto, ¿para qué sirven los cables? A ver, qué hombre que se precie no tiene en su casa o en el trastero una caja con cables o una bolsa con cables aunque sea del Carrefou? Si no es así, sospechad de ellos, no son normales… y no se te ocurra decir que los vas a tirar o decir con cara de asco: ¿qué es esto?, saltan como Gollum: “son míooooooosssssssss”, pobrecicos, con qué poco se conforman. Luego en la caja también hay varios “porsis” un teléfono (roto) “porsi” se estropea el que sí funciona; una regleta para enchufar (rota también), “porsi” un día hace falta; en fin, para que veáis que no miento, me he colado en Airgam Home y he traído un testimonio gráfico.

Vosotros creéis que esto se puede aguantar? Una santa es lo que es Miss Airgam, hombre ya, ahora que creo que de esta Navidad no pasa y cuando le dé la furia limpiadora que le acontece de vez en cuando, que igual coincide con la hora de guardar los adornos navideños, la puta caja se va a la basura como hay Dios, con todos los “porsis”…. Porsi a ella le da un parraque cualquier día y en un ataque de estos que se le hincha la vena le da por prenderle fuego directamente…..
Basado en hechos reales

24 comentarios:

  1. Jajaja!!! Es buenísimo... yo me voy a mudar ahora en diciembre y me has dado miedo (y desde la última vez que me mudé no han pasado ni 3 años...). Además mi marido también tiene una caja de cables y "porsi" en el trastero... JAJAJA!!!

    ResponderEliminar
  2. Pues prepárate compañera, sólo te digo que yo e mudé tras 11 años, imagina lo que habíasllí

    ResponderEliminar
  3. jajaja, me parto, y tan basado en hechos reales, como que yo he estado en Airgam Home y doy fe de la existencia de la caja... un beso, Miss.

    ResponderEliminar
  4. jejeje, esa caja la tenemos todos! es un misterio, y de momento, no hemos tenido que recurrir a ella "por si", pero ahí esta, llenita de cables y aparatejos...
    Te apoyo y te doy toda mi fuerza para que te deshagas de ella, danos ejemplo a las demás, y te seguiremos... abajo las cajas con cables! jajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Haré reportaje gráfico no os qepa duda.... jaaja

      Eliminar
  5. Bueno aquí el Mr tenía un cajón antes de montar la habitación de la niña, cuando llegó el momento de desmontarla para poner la cuna y demás mobiliario bebil, ya me veía yo rozando el cielo pensando q ese cajón de mierda de iría por fin de mi cabeza. Que ilusa es una, se convirtió en una bolsa repetirá de cables que valen pa algo pero no me molesto en mirar, y ahí esta en el trastero, ese gran desconocido.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uy es qe los ttasteros dan para muchos post

      Eliminar
  6. Qué risa maja! Yo que tu la iba desvalijando a los poquitos, que si un cable por aqui, un chisme por alla... Fijo que no se da ni cuenta!! Un besillo

    ResponderEliminar
  7. Jajaja, darling, tengo que decirle que todos los hombres sin excepción, tienen una caja de esas. Y aún iría más lejos, la tratan con más mimo y cuidado que a la madre de sus hijos. Esos cables llevan con ellos desde la infancia -por lo menos-, porque... Quién tiene tantos cables en 5 años? nadie!! así que han ido coleccionando cables desde la infancia, y no necesitan siquiera ponerles un letrerito de "cámara", "móvil 1", "móvil 2", porque saben a qué aparatejo corresponde, aunque haga tiempo que ese ya no exista...
    Su caja convive con nosotros desde que vivo con él... Y me parece que en vez de disminuir de tamaño, crece. Y no podré deshacerme de ella.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay Mari qe si nos dejan será x una triste caja...
      .jajsja

      Eliminar
  8. En mi casa, hay un Geiper Man bricolage que tiene varios cajones llenos de porsis, de cables, de herramientas, detrás de las puertas percheros con ropa para ir en bici, mochila para bici,otra para paddel,y no puedo seguir porque me está dando un parraque!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja tidos igualicos igualicos. Quién eres? El coment sale como Anónimo

      Eliminar
    2. El Geiper Man citado tiene un "alias", a veces le llaman Mac Gyver, otras, Mac Erisson, o Mac Donald, Mackintosh, Maki...
      Sólo se responder como anónimo, yo no soy muy Mac Manitas en esto del ordenador

      Eliminar
  9. Que terror compi! TODOS SON IGUALES!!! no me digas que el tuyo también se baña y deja la toalla mojada encima de la cama?

    Lo de los cables lo puedo entender pues es como nuestro rimmel que aunque ya esté más seco que la mojama lo dejamos en la bolsa del maquillaje...¡da seguridad!

    un besote desmadroso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siiiii lo de la toalla también xD son clónicos jajaja, muchos bss guapis

      Eliminar
  10. Mira que soy un tío raro y uso los cuchillos que corresponden y cocino sin ensuciar, pero con lo de los cables me has pillado. Yo tengo alguna caja que debe incluir hasta mi cordón umbilical. No me acuerdo. Genial.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y ya verás cuando haga uno sobre la Blakc&Decker, ese invento del demonio.... caes pero fijo. Muchos besos guapísimo

      Eliminar
  11. jajajaja Me ha encantado cuando he llegado al "la puta caja." Porque yo pienso lo mismo de otras cosas que tengo aún de la mudanza. Imagina esta familia, que se mudó de Holanda a Viena, embarazada de 5 meses, y enviando lavadora, nevera, cama,.. y todos los enseres acumulados durante 4 años :S Paciencia, mucha paciencia, guapa, y sí, "a la mierda cuando ya no la soportes más!" Que después de 2 días ya ni se acuerdan, como no se acuerdan de quitarla de ahí durante siglos, jajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anda que lo tuyo también no tiene precio #unassantasesloquesomos. Bss

      Eliminar
  12. Tu no te has colado en casa de miss airgam... tu te has colado en la mia!!! jajajajaja... lo peor de todo es que yo no puedo decir ni muuu, porque encima mi marido es técnico superior electricista e ingeniero electricista (toma geroma pastillas de goma que bien me ha quedau eso), así que PROHIBIDO tirar cualquier cable que mamabicho piense que pueda ser inservible por el resto de la humanidad, que él ya se saca un... esto es para que si se va la luz del diferencial que hay en la regleta de la entrada que da a la toma de tierra del bloque no te electrocutes... y ¿que cojones le respondes a eso?? proque yo todavía me estoy preguntando para que narices quiero un cable rojo enormemente enorme en medio del cuarto del ordenador... En fin... hombres!!!
    BESAZOS BICHEJOS ENORMEMENTE ENORMES MEU AMOREEEEE

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja me estoy partiendo cn tus comentarios, estás apañada con el técnico. Bss

      Eliminar