lunes, 17 de noviembre de 2014

Sexo y Abuelas, mala combinación


En alguna ocasión ya ha salido por aquí alguna vez la Abuela Bohemia, así llamada por su naturaleza de hacer y decir en cada momento lo que le viene en gana.
Para aquellos que oís hablar de ella por primera vez, os diré que la Abuela Bohemia  se caracteriza mayormente por contar a sus nietas, o sea, mis hijas, historias que yo creía enterradas en un pasado muy muy lejano y que ella recuerda con una profusión terrorífica de detalles que me dejan patidifusa, es más, se recrea en las narraciones al ver a su audiencia con los ojos como platos escuchando batallitas de esa adolescente en conflicto que un día fue su madre. Y es que los hijos en general suelen pensar que sus padres no han tenido infancia, no son capaces de imaginarnos como niños o adolescentes, vamos, que tienden a pensar que hemos surgido por generación espontánea.  Uno de los planes favoritos de la abuela bohemia en domingo es venir a comer a Airgam Home y yo encantada, pero hay que tener cuidado con los temas de conversación que puedan surgir, porque es capaz de todo, partiendo de algo tan inocente como: “El otro día ví a mi amiga Fulanita y me dio recuerdos para ti” puede derivar en algo como:
“Ay Fulanita, sí, que maja, siempre ha sido muy amiga tuya, todavía me acuerdo el día que…..” ahí échate a temblar porque puede contar cualquier episodio vergonzoso de tu vida que ella relatará recreándose en los detalles más escabrosos, porque no va a dejar nada en el tintero, se acordará hasta de lo que llevabas puesto ese día y si ibas pintada como una puerta o no, que casi siempre era que sí. Acompaña su historia de frases tipo como: “A vuestra madre le gustaba salir más que comer con los dedos”, “llevaba unas minifaldas cortísimas” y “se venían todas las amigas a pintarse a casa” …. etc etc etc, una cosa lleva a la otra y acaba contándoles lo del día que volvimos a las 4 de la madrugada, a pesar de que ella nos había dicho que volviéramos a las 3 y según abrimos la puerta nos arreó una bofetada a cada una, eso sí, acompañada de su mítica frase: “Me vais a matar a disgustos”.
Imaginaros las caras de Lasniñas. Muy bueno también el día que les contó que yo había tenido muchísimos novios, porque claro, “no hay que quedarse con el primero que llega, que antes éramos tontas perdidas”, palabras textuales, a Lasniñas les gustó tanto esa historia que la repetían a la primer ocasión, haciendo mucho hincapié en que si aquello lo había contado la abuela es verdad verdadera, y lo era, pero tampoco es cuestión de airearlo a los cuatro vientos, digo yo.
Cuando Merak Luna propuso para esta semana en #hayvidadespuesdelos6 el tema de la sexualidad y cómo hablarlo con los niños, automáticamente pensé en la abuela bohemia y el día que les dijo a Lasniñas que si tenían dudas sobre el sexo le podían preguntar a ella que “entendía mucho del tema” porque ella es muy moderna. Yo me quedé muerta al oírlo, claro y automáticamente me dieron sudores, a saber lo que es capaz de contarles. Menos mal que Lapequeña le respondió; “No hace falta abuela, nosotras del sexo ya lo sabemos todo, nos lo han contado en el colegio, si tienes dudas puedes preguntarnos, sabemos hasta lo de los gays. Y también que no hace falta casarse para tener hijos, con hacer el acto sexual ya basta, o sea que mamá y papá lo han hecho al menos 2 veces, y a mí me ha dado un asco….., yo no lo voy a hacer nunca”. Ahí ya tuve que intervenir y le dije que cuando dos personas están enamoradas no da asco y que claro lo que no se puede es ir haciéndolo por ahí con cualquiera, la abuela se vino arriba y se puso a explicar lo de los preservativos  y cuando ví ya que iba a contar lo del día que me pilló la píldora en el bolso y le dio un ataque de nervios cambié de tema como pude, porque ya se sabe que a las abuelas las carga el diablo. Me hace mucha gracia que ahora vaya de moderna porque cuando mi hermana pequeña le preguntó qué era un preservativo le dijo que como las compresas pero para los hombres y se quedó tan ancha, con un par.

Podéis leer todas las historias que participan en #hayvidadespuesdelos6 en CiclogénesisImplosiva

22 comentarios:

  1. Encantada de que alguien haya sido capaz de ponerle un contrapunto y un toque de humor a este #hayvidadespuesdelos6 que nos había quedado tan seriote. Muy fan de la Abuela Bohemia. Será porque mi madre es de la de "no dejes que te asalten el fortín hasta que sepas que se va a casar contigo". ¿De verdad que le dijo lo del preservativo así? Me muero de la risa!!!!! Es de lo mejor que he oido al respecto Jajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, ya sabes que no me sale nada serio, no lo puedo evitar y sí, la abuela bohemia es todo un personaje, no tiene desperdicio. Es todo verdad verdadera. Besos guapa

      Eliminar
  2. Genial tu madre!!!!! Ahora que tu no ganarás para sustos cuando ella está con tus hijas!!!!
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, muy grande la abuela, menudo peligro tiene, jajaja

      Eliminar
  3. Me parto con tu madre... La mía también tiene tendencia a contar batallitas que están mejor enterradas. Será cosa de madres. ¿Haremos lo mismo cuando nuestros hijos sean mayores? Horror!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uy, pues no te extrañe, hay días que me sorprendo a mí misma diciendi cisas como "me vais a borrar el nombre" jejeje

      Eliminar
  4. Me parto y me mondo Olga. Se me ocurren un par de preguntitas... Pero con unas cervezas delante y sin niñas. Lo que nos íbamos a reír!!! Un beso guapa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues eso esta hecho guapa, cuando quieras. Muack

      Eliminar
  5. Que bueno que la paraste!! La abuela bohemia suena divertida pero hay temas que son aparte y muy de los padres.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, divertida sí es, no nos aburrimos con ella

      Eliminar
  6. Me parto con lo del preservativo, jaja. Yo pregunté a mis tías después de ver un anuncio de compresas que para qué servían y me dijeron que a las chicas mayores se les escapaba el pis y tenían que llevarlas. Y yo me quedé trastornada!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, muy fuerte también lo de tus tías, me parto. Besos

      Eliminar
  7. Todas las abuelas son así???? Mi madre tb va de guays... Y le da al pico de lo que yo hacía y dejaba de hacer.... Y francamente...... No mola nada!!!!!!

    Lo mejor lo del preservativo....ahí se ha salido!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no sé si todas, pero en mi caso desde luego suele lucirse, y por lo que veo en el tuyo también. Lo sufriremos como mejor podamos, porque además no atiende a razones, cuando coge un tema, no lo suelta

      Eliminar
  8. Ya estas tuiteando esta grandísima historia!!! Siento comunicarte que me hago fan a la de ya de la abuela bohemia y miedo me da pensar en mi malamadre!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues como la tuya se parezca un mínimo a la mía, y pinta que sí, porque tenemos vidas paralelas, que Dios te coja confesada, vete preparando que le va a contar a las gnomis lo más granado de tu elenco, jejeje. Besos guapa

      Eliminar
  9. Buenísima la abuela bohemia, como las compresas pero para los hombres! jajajaja. Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, es de traca. Y que se quedó tan ancha la tía. Besos guapa

      Eliminar
  10. Ay que descubrimiento de blog! Risas antes de dormir

    ResponderEliminar
  11. Jajaaja, muero de risa con tus hijas y con la abuela moderna. A ver, a ver, que es eso de la píldora en el bolso??

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ya ves, errores de pardilla, y cuando la digo, qué haces mirándome el bolso me dice: No me cambies de tema, jajaja, muy fuerte

      Eliminar