viernes, 7 de febrero de 2014

Desmontando a Grey


Volvemos con una de nuestras secciones favorita aclamadas por público y crítica, gracias a la Salita de Lectura de Madresfera, una iniciativa que no suelo perderme y de mis favoritas en el universo madresférico. Y en este caso de una forma especial, pues el ejemplar en cuestión es “Cincuenta Sombras de Gregorio”, de Rosella Calabro, que no te puedes perder si eres una de las fanáticas de la trilogía más tórrida de los últimos tiempos.
Está claro que Mr Grey marcó un antes y un después en nuestras vidas, siempre recordaremos aquel verano de 2012 en el que desatamos nuestra imaginación y algo más, gracias a la trilogía de James. Ríos de tinta corrieron aquel verano en el que cuando veías a alguien en la playa o piscina sudando como un pollo, con la cara arrebolada libro en mano, no podrías evitar una sonrisilla traviesa, fenómeno denominado en el mundo 2.0 el #efectogrey. El libro, editado por Planeta, no promete subirte la temperatura, puedes leerlo tranquila en público que no te darán sofocos, sólo unas risas de las buenas, a base de carcajearse de la versión doméstica de Grey que cada cual tiene en su casa, más conocido por Gregorio.
Es una lectura muy ligera, que recomiendo a todas las fans de la famosa trilogía, pues si con Grey te subió la temperatura hasta cotas insospechadas, con Gregorio vas a descojonarte viva, pues es un claro ejemplo de que la realidad supera siempre la ficción. La autora analiza cada una de las 50 sombras en capítulos cortitos y ágiles que no tienen desperdicio.
En más de uno he visto reflejado a mi particular Grey, el Mister, y reconozco haber soltado la carcajada leyéndolo. Propongo un ejercicio, que leáis el libro y luego fríamente analicéis la situación para ver qué tenéis en casa, vuestro Mister tiene más de Grey o de Gregorio? Pues espero por vuestro bien que tenga un poco de ambos, porque en la variedad está el gusto. A mí el Christian ya me estaba cargando un poco tan guapísimo él y tan elegante, es un poco don perfecto, no? Sin embargo Gregorio, que tiene sus cosillas, no vamos a decir que no, pero se asemeja más al típico macho ibérico, poniendo la cocina como un Cristo, dejando el baño como si hubiera habido un tsunami, no cogiendo absolutamente ninguna indirecta de las que nos empeñamos en dejar caer, ni directas tampoco, eh. Vamos que os digo yo que Christian Grey no puede existir porque tantísima perfección acaba por aburrir a las ovejas, y tampoco queremos eso. Así que desde aquí me declaro fan absoluta de Gregorio, que no nos llevará al borde del orgasmo sólo con mirarnos, pero es que eso no puede ser ni sano. Qué sería de nosotras con semejante dechado de virtudes, no sabríamos ni qué hacer con él, para un ratito vale, pero de continuo debe ser un tostón. Mucho más interesante la vida al lado de un Gregorio, donde va a parar.
Como siempre y para añadir un poco de aliciente, esta reseña está en concurso, si te ha gustado puedes votarme en Madresfera.

Hala, todas a leer.

17 comentarios:

  1. Jolinesssssss, que no me enteré!!!! Avísame la próxima, please!!!!
    Aunque este libro ni el antecesor, los hubiera leído, ajajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, claro. Te avisaré también pwra que me votes jejeje. Muacks

      Eliminar
  2. Votada! Pon mejor el enlace directo a la votación: http://madresfera.com/promociones/detail/promo/2014/02/salita-de-lectura-vota-la-resea-de-50-sombras-de-gregorio.html.

    Suerte!

    ResponderEliminar
  3. Jajaja he leido otra reseña del libro que no gustaba mucho y me quedé un poco plof por que me esperaba algo gracioso. .. tu punto de vista creo que coincidirá más con el mío, a ver si me lo leo ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, está bien y te ries que buena falta nos hace, no? Besos guapa

      Eliminar
  4. Me regalaron la trilogía de Grey estando embarazada ya de 7 meses, y varias amigas que la habían devorado me recomendaron dejarla para cuando mi cuerpo se hubiera recuperado del parto. Aún la tengo sin empezar, pero con tu post ahora tengo la duda si ponerme primero con Gregorio!! ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, yo te recomiendo que leas primero a Grey y luego, para bajar a la realidad, a Gragorio. Espero que te guste. Gracias por el comentario

      Eliminar
  5. Ya te he votado, pero no me deja comentar porque yo no tengo blog ¡snif!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias mirmana, guapa. Abrete un blog, sólo con las aventuras de la abuela bohemia tenemos hasta para una película, jajaja

      Eliminar
  6. yo soy más de Gregorio... el nombre ya lo tengo!!! lo demás. te cuento

    ResponderEliminar
  7. Cuenta cuenta. Por cierto, quien eres?

    ResponderEliminar
  8. Ya te he votado! No he leído a Gregorio, pero estoy convencida de que mi míster es más de ese estilo, y como tú lo prefiero, porque Grey es muy guapo, muy rico y te deja nueva en un plis plas, pero también está como una cabra, y a mí un tío que se pone malo porque quede con una amiga para tomar café y que esté todo el santo día “protegiéndome”, me toca las narices!! Eso no es un tío como Dios manda!!jajaja!!
    Bego

    ResponderEliminar
  9. Ooooh, llego tarde para votar, pero me lo apunto para leerlo fijo!
    Un besillo maja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No pasa nada, la próxima que seguro habrá más, proque gané. Bss y gracias

      Eliminar